martes, 29 de diciembre de 2009

¿Nos hacemos una peli? Zombieland



Bienvenidos a Zombieland es la primera película de Ruben Fleischer que muestra un mundo plagado de zombies y en el que unos pocos supervivientes por cosas del destino se encuentran y deciden si confían o no los unos en los otros.
Columbus (Jeese Eisenberg) es un chico bastante paranoico que sobrevive gracias a una serie de reglas autoimpuestas debido al miedo que le tiene prácticamente a todo. Esas reglas, que son bastantes, le permiten sobrevivir día a día en un mundo en el que el menor descuido es una muerte segura.
En su viaje para ver a su familia, Columbus conoce a Tallahassse (Woody Harrelson) un tipo duro que se dedica a masacrar zombies allá por donde pasa y que la única meta que tiene en la vida es encontrar un Twinkie.
En ese viaje también se encontrarán con dos hermanas Wichita (Emma Stone) y Little Rock (Abigail Breslin) y hasta aquí puedo contar.



Zombieland es una película que no pretende mostrar más de lo que hay y que lo importante al fin y al cabo en las historias de zombies, son las relaciones de los personajes entre sí. Una dirección extremadamente buena, con unos buenos efectos especiales y buenos actores. Zombieland nos cuenta una historia sobre la confianza entre las personas, el amor, la tristeza aderezado todo con mucho humor y Bill Murray, porque sí mis queridos/as lectores/as, sale el gran Bill Murray y esa es sólo una de las razones por las que hay que verla.
Así que desde aquí, desde éste vuestro amado y querido blog os recomendamos encarecidamente el visionado de ésta película en el cine.
Finalmente he de decir una cosa sobre ésta película, porque no todo iba a ser bueno y es que el único problema que tiene es que es demasiado corta, el espectador se queda con ganas de más porque quiere seguir viendo qué es lo que les pasa a los protagonistas así como ver zombies espachurrados claro está.



1 comentario:

  1. Yo la ví sabiendo lo que iba a ver, y quizás por eso me gustó aún más... Es una risión. Y el homenaje a la Naranja Mecánica me caló hondo.

    Eso sí, sabe a poquito.

    ResponderEliminar